Noticias Arquidiocesanas Locales
INTENCIONES DE ORACIÓN PARA LAS CAPILLAS DE ADORACIÓN CONTINUADA DE LA EUCARISTÍA 2021 PDF Imprimir E-mail

Queridos hermanos:

             Deseo hacerles llegar una “intención de oración” para cada mes del próximo año 2021 para que así podamos unirnos en una súplica común y confiada en el contexto del Año Vocacional Arquidiocesano que he convocado y la invitación que nos hace el Papa Francisco a celebrar los 150 años del Patrocinio de San José de la Iglesia Universal.

              Las intenciones son las siguientes:

Enero. La vocación cristiana.
Para que todos los cristianos redescubramos que nuestra vida es un llamado a vivir como hijos amados de Dios y busquemos y cumplamos su voluntad en nuestra vida.

Febrero. La familia, lugar para discernir y acompañar la vocación de los hijos.
Para que en nuestras familias los padres trasmitan a sus hijos el arte de escuchar tu Palabra y los acompañen para responder con generosidad.

Marzo. La vocación de ser varón, a la luz de San José.
Para que los varones, inspirados en la obediencia y mansedumbre de San José, vivan el llamado que Dios les hace a ser signo de su amor renunciando al egoísmo y a la violencia.

Abril. La vocación de ser mujer, a la luz de María.
Para que las mujeres, contemplando a María Santísima, den testimonio del amor fuerte y misericordioso de Dios e iluminen el mundo con los dones que Él les ha dado.

Mayo. Discernimiento vocacional como camino esencial en los jóvenes.
Para que todos los jóvenes se animen a discernir la voluntad de Dios en sus vidas, y decidan abrazarla con humildad y confianza.

Junio. Las vocaciones de especial consagración: religiosos, vírgenes consagradas, y consagrados en los distintos carismas.
Para que los llamados a una vida de especial consagración puedan testimoniar la fidelidad y caridad que Dios tiene hacia todos los hombres.

Julio. La vocación laical de compromiso social.
Para que los laicos vivan su vocación específica, comprometiéndose y trasformando la sociedad con la luz del Evangelio.

Agosto. La vocación a la vida matrimonial como signo de amor y fidelidad.
Para que los llamados al matrimonio, puedan vivirlo con alegre entrega y fidelidad, siendo signo del amor que Cristo tiene por su Iglesia.

Septiembre. La vocación a la vida diaconal y sacerdotal.
Para que los diáconos y sacerdotes, llamados a ser imágenes de Jesucristo Siervo y Pastor, se entreguen cada día con mayor amor al servicio de Dios y de su Pueblo.

Octubre. La vocación misionera.
Para que los llamados a ser misioneros lejos de su tierra, respondan confiando en la fuerza del Espíritu Santo, y con su ejemplo alienten a todos sus hermanos a dar la vida por la evangelización.

Noviembre. Vocación monástica, alegre y simple, en oración y entrega diaria.
Para que los mojes y monjas vivan con fortaleza y alegría su vocación y su testimonio ayude a sus hermanos a buscar en todo momento el Rostro de Dios.

Diciembre. Vocación a la santidad para todos.
Para que descubramos que todos somos llamados a la santidad, y la vivamos con paciencia, aguante, mansedumbre, alegría, sentido del humor, audacia y fervor.


            Con todo mi afecto.

+SERGIO ALFREDO FENOY
Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz


Santa Fe de la Vera Cruz, 22 de diciembre de 2020
Año Vocacional Arquidiocesano

 
Mensaje de Navidad 2020 PDF Imprimir E-mail

 

“La Palabra se hizo carne y habitó entre nosotros” (Jn.1, 14)

Queridos hermanos:
         La Navidad es la alegría profunda que nace de la Buena Noticia: Dios se ha hecho hombre, para que nosotros compartamos su amor y su vida! El Todopoderoso se ha hecho vulnerable para que lo podamos encontrar en lo pequeño y cotidiano. El Eterno ha entrado en la historia para hacer de cada tiempo un sacramento de su Presencia.

           Todo tiempo, con sus luces y sus sombras, se llena de sentido porque Él está con nosotros. Es el Emanuel! Este año, aún con su gran carga de dolor y dificultades, no es una excepción. La Palabra se vuelve a encarnar una y otra vez en nuestra historia y en nuestra realidad. Ella, se hace presente, se hace cercana, para contagiarnos su Vida y entusiasmarnos a vivir en plenitud.

         Este año transitado, con la pandemia que todos sufrimos, nos ha puesto frente a un sinnúmero de desafíos. Entre ellos, el de quedarnos en casa y transformar nuestro hogar en un lugar de encuentro, con nosotros mismos, con quienes convivimos a diario, y con Dios. Como nunca se hizo verdad encarnada, la expresión: “Iglesia doméstica”, porque la familia como pudo, mantuvo viva la llama del amor y de la esperanza. Fue una providencial ocasión para darnos cuenta que el Evangelio de la misericordia se vive en lo cotidiano, que nadie puede salir solo de las diversas situaciones y que la familia es importantísima para caminar en la fe.

           Hay una palabra que en este año resuena como eco en nuestros corazones, como respuesta a nuestras aflicciones: “todos”. Todos hermanos. Todos juntos. Todos Iglesia.

          Jesús, la Palabra del Padre, nacido del bendito de María, en la fragilidad de un niño recostado en el pesebre, ilumina todas las oscuridades más hondas vividas de este tiempo, superando el miedo, la angustia y el desconcierto. Él es la Verdad y la Vida, Él nos muestra que aún en las situaciones más difíciles el amor nos hace más fuerte, siempre sana y fortalece. Además, cuando su Palabra resuena en el silencio de nuestro corazón, la angustia pierde su fuerza, el llanto se hace felicidad y esperanza madura.

          Que firmes mirando el cielo, con los pies sobre la tierra, guiados por la estrella de Belén, lleguemos al pesebre donde todos los años se renueva el milagro de amor más grande, donde Dios se hace uno de nosotros.

         Nos confiamos a María, Madre de la Palabra de Vida, que Ella nos ayude a balbucear su “Hágase” y a conservar todo lo que no entendemos en nuestro corazón (Cf. Lc. 1,38; 2,51). Que su maternal ejemplo nos ayude a escuchar siempre al Señor, a encender la luz de la fe y hacer presente la ternura de su Hijo, en todos los ambientes necesitados de nuestro testimonio y compromiso fraterno.

         “Este año nos esperan restricciones e inconvenientes; pero pensemos en la Navidad de la Virgen María y de San José: ¡no eran rosas y flores! ¡Cuántas dificultades! ¡Cuántas preocupaciones! Sin embargo, la fe, la esperanza y el amor los guiaron y sostuvieron. ¡Que lo mismo nos pase a nosotros! Que nos ayude esta dificultad para purificar la forma de vivir y festejar la Navidad, huyendo del consumismo y que sea más religiosa, más auténtica y más verdadera” (Papa Francisco, saludo en italiano, al concluir la audiencia general del 16 de diciembre 2020).

¡Feliz Navidad para todos!

+ SERGIO ALFREDO FENOY
Arzobispo de Santa Fe de la Vera Cruz
Junto al Equipo de trabajo del Servicio Bíblico Arquidiocesano

Santa Fe de la Vera Cruz, Navidad del Señor de 2020.-

Última actualización el Martes, 22 de Diciembre de 2020 10:48
 
Jornadas por la Vida naciente PDF Imprimir E-mail

Estimados Hermanos:

Durante la 186ª Reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina, realizada este martes 15 de diciembre, se resolvió convocar y llevar adelante una serie de gestos en orden a promover la oración por la vida no nacida, en el contexto del debate legislativo sobre la legalización del aborto.

Entre los distintos gestos, se invita a las parroquias de todo el país a que se celebren las misas con esta especial intención, en el marco de la fiesta de la Sagrada Familia. En nuestra Arquidiócesis, el Sr. Arzobispo celebrará la Eucaristía ese día, Domingo 27 de diciembre, en la Basílica “Natividad de la Santísima Virgen” de Esperanza a las 10 horas.

Para el lunes 28 de diciembre, fiesta de los Mártires Santos Inocentes, se convoca al Pueblo de Dios en el país a una “Jornada de Ayuno y Oración por la Vida naciente”, donde se pueda finalizar con la celebración de la Eucaristía.

Están todos invitados a sumarse desde cada comunidad parroquial a estos gestos por la defensa de la vida, haciéndolos extensivos en todos los ámbitos de nuestra vida eclesial.

Santa Fe de la Vera Cruz, 16 de diciembre de 2020.-
Año Vocacional Arquidiocesano

Última actualización el Jueves, 17 de Diciembre de 2020 10:47
 
<< Inicio < Prev 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 Próximo > Fin >>

Página 9 de 259